La lógica te llevará desde A hasta B. La imaginación te llevará a cualquier parte.